PRESENTACIÓN

Hola a tod@s!
Somos un grupo de amiguetes con la pesca como "enfermedad" que queremos compartir nuestras aventuras con nuestros amigos y aprender todavía más sobre este apasionante mundo. Aunque en un principio nos unió el buceo ahora estamos totalmente enganchados a las Varas. El spinning y el fondo es lo que más nos gusta aunque uno del trío principal nos hace disfrutar de la pesca en embarcación...(cuando no consigue hacernos vomitar).
Comenzaré sin más las presentaciones: con base en Ribeira tenemos a "Paco" gran pescador y buceador con gran experiencia, de hecho creemos que ya daba vareadas en la barriga de la madre!!!
Con base en Lugo tenemos a Fernando, nuestro asesor técnico en todo tipo de material (cualquier caña, señuelo, carrete... está en su base de datos cerebral) y amante de todo tipo de pesca.
Por último, con base en Baiona el redactor de esta presentación "Carlos", el que experimenta todas las técnicas vistas y escuchadas a los otros dos para tratar de engañar a un robalo...(aunque sólo consiga engañar a sus herman@s más pequeños).
Esperemos os gusten nuestras batallas y que nos deis consejos para mejorarlas.

Un saludo

miércoles, 4 de marzo de 2015

MONSTRUOS DE MAR!!!!!







No es muy habitual tener un año de capturas especialmente significativas. Y menos cuando éstas alcanzan cuotas de cierta dificultad como las que os presentamos en reportajes anteriores. Pero el reportaje presente creo supera con creces lo que hasta ahora os hemos enseñado.
El año anterior tuve la suerte de poder viajar a Cuba y conocer a varios amigos en las instalaciones del Club Nautico Internacional Hemingway de la Habana cuando fui a alquilar un barco para ir de pesca. Tras varias visitas a la isla y el intercambio de experiencias pesqueras impresionantes, me invitaron a pasar unos días de pesca a bordo del yate del que es ya casi como un hermano para mi.
Embarqué en María la Gorda, Norte del país el 1 de agosto, y estuvimos de travesía hasta el día 10 que llegamos a la Habana. Cada zona del país es propicia para un tipo distinto de pesca, y menudas pescas amigos!!!!
Las aventuras que esperimentamos fueron increíbles, pero en este reportaje voy a centarme en describiros la que fue y es para mi el plato fuerte. La pieza que consagra a todo pescador deportivo. La pieza reina, la captura entre capturas. El rey de la pesca deportiva: EL BLUE MARLIN!!!!!!!!!!!!!!
Era ya el último día de regreso a la Habana y todavía no habíamos atacado al marlín. Según mi amigo no estábamos en las aguas adecuadas, y yo, que tras ver esos días el dominio que tiene de aquellas aguas, no lo dudé un segundo, he de reconocer que estaba ciertamente impaciente.
Era mediodía cuando llegamos a la zona zero!! 7 cañas por la popa con distintos tipos de pulpos, el excitador y sin escribanos (especie de sardina) que se suelen colocar para favorecer aún más si cabe las picadas. Nos seguía de cerca otro barco también de pesca a la caza del marlin que había salido a nuestra par desde Cayo Levissa.
Con todo listo y trabajando los señuelos estaba en el puente superior cuando oigo gritar al capitán, “ahí está!!!!!!!!!!!!!” y os juro que aquella vara gruesa como una escoba y aquel carrete de dimensiones desproporcionadas comenzaron a llevar una paliza de esas que te dejan el cuerpo para el arrastre. El carrete empezó a silbar que no paraba, con deciros que nos dió tiempo a recoger las otras 6 varas y el excitador y seguía silvando.
Yo me senté en la silla de combate y el capi me paso la vara. La atamos a la silla, me preparo y en eso… en eso lo ví. La madre que lo parió!!! Tras arrancar unos 700m de sedal pegó un salto en casa de su p. m. que parecía un cero japonés!! El AVE salido de las profundidades del mar, que potendia Dios mío!! Expectacular! Ahora entiendo porqué es el rey.
Empieza la batalla. Empiezo a recoger sin ceder ni un segundo la tensión porque sino con sus cabezazos puede soltarse. Recoge, recoge, recoge,… suda, suda, suda,….tira, tira, tira… la espalda arde, las manos queman, y tira.. tira…otro salto, y otro… esto es como tirar de un búfalo con una caña de las luras (calamares)!!!
-Echame agua por la cabeza por Dios!!! (le digo al armador, mi a amigo Carlos. Comprender que hablamos de 40ºC y una humedad ambiente del 98%, para morirse vamos).
-El hombre contra el animal, jodete y aguanta!!! Batalla justa!! (Me responde Carlos).
Pufffffffff… tras unos 45 minutos, ya casi lo tengo cerca del barco, y de repente…zassssssssssssssssssss…. Otros 300 m. fuera, su ….!!!!


video

En todo esto hay que reconocer que si el pescador debe tener un buen aguante físico, la pericia del patrón es el 80% para colocar el barco adecuadamente orientado, especialmente cuando hay algo de mar, puesto que las arrancadas de estas lubinitas hacen hasta girar la silla de combate de un lado para el otro como si fuese un ventilador. Y como comprenderéis el rozamiento del sedal con esa tensión en cualquier parte metálica provocaría el corte inmediato y la pérdida del animal.

video


Tras una lucha aproximada de 1h 15m. logro acercar el marlín a la popa del barco. Y de repente… veo al patrón con una lanza de unos 3m en la mano. Carlos sale a la plataforma y agarra el sedal de la caña (líder) para acercar al bicho mientras Roly le mete un buen arponazo a mano, vamos…como los arponeros antiguos. La punta del arpón de unos 15 cm se queda clavada en el animal mientras Roly tira por la cuerda y tramo final de acero sujetos a dicha punta del arpón. Los dos empiezan a tirar para acercarlo a la plataforma, el animal empieza a pegar unos coletazos impresionantes, yo mantengo la tensión constante, y cuando se acerca…con dos pares: Carlos le echa la mano al pico y empezamos a tirar todos por él.
La madre que me parió!!! Vosotros sabeis como salta una caballa cuando se suelta en la popa del barco… pues lo mismito con no se qué barbaridad de kilos y una lanza de 70 cm en el pico. Tras apartarnos y cuando se calma un poco, paño mojado encima de los ojos para que se tranquilice y… matarile en la cabeza.
Al fin!!!!!!!!!!!!!!!!! Ahora siii!!!! Ya puedo decir que pesqué un marlín, el rey!!!! La sonrisa me llega de oreja a oreja.


Reventado con una alegría en el cuerpo que no me cabía nos vamos los tres para el puente de arriba del barco tras echar al mar las cañas de nuevo. Llamamos por radio al barco que iba a nuestro lado, por eso de joder un poco…jeeee… (como dicen allí…”dar chucho”). Tranquilos y tomándonos nuestros típicos cubalibres cubanos estábamos comentando la jugada cuando de repente, apenas unos minutos después… Roly pega otro grito. Empieza la función!!!!!!!!!!!!!!
Otra vez la misma película. Le pido a Carlos que se ponga en la silla pero el reusa.
-“Yo ya tengo todo el año para sacarlos. Daaaaleee, que cuando no puedas más ya me pondré yo!!!”
El caso es que este ejemplar era otra cosa. Ni siquiera saltó, y por lo tanto no se cansó. No sacó la cabeza ni un segundo. Su potencia era muchísimo mayor y sus envestidas eran hacia las profundidades y hacia los costados. Roly y Carlos, tras llevar yo más de media hora peleándolo, apostaban su peso. Según ellos el animal no bajaba de los 400Kg por la forma de trabajar. Yo…reventado. Las manos me hicieron ampollas y me empezaron a sangrar.
-“Déjame unos guantes!!!”
La misma respuesta:
-“El hombre contra el animal!!! Jódete!!! Y aguanta!!”
Tras una hora y una capa de sudor que me hacía picar los ojos el armador se compadeció un poco y me empezaron a “baldear” con la manguera. Ahora si!!!! Energía renovada.
-“¿Puedes o necesitas relevo???”
Antes me muero que soltar aquella vara, y creerme que cada vez que tenía que tirar por ella me dolían hasta los pulmones! Y así hasta 1h. 40 m. de lucha.
Llegado al barco la operación para subirlo fue idéntica, con la diferencia que este venía ya reventado y se subió más fácilmente. Aunque la sorpresa fue mayúscula al ver su tamaño. Era igual que el otro!!!!!!!!!! Pero cómo???? La respuesta al ponerlo en popa. No estaba clavado por el anzuelo!!!!! Y por lo tanto no le dolía, de ahí su fuerza. El anzuelo se enredó e hizo tope en la espada del animal, dándonos la oportunidad de presenciar una batalla que creo que nunca olvidaré.

video

Tras las fotos de rigor y avisar por radio, nos espera todo un comité en puerto para ver las capturas.




 Menuda experiencia y menuda pesca!!! Muuy recomendable para todos aquellos que disfrutéis con una buena pelea marítima.


A continuación os dejo una foto de cómo preparé el pico del marlim, tras limpiarlo y barnizarlo en un trozo de madera que me talló mi amigo Vicente. Otro trofeíto para la colección (Muy importante limpiarlos bien x dentro para eliminar el posible olor):



En próximos reportajes os mostraremos la captura de otros “mounstruos de mar” no menos expectaculares. Esparamos os haya gustado éste.

3 comentarios:

  1. Tiene que ser una pasada, sobre todo cuando lo ves salir por primera vez. Se ve que lo pasasteis mal! Jaja Saludos!

    ResponderEliminar
  2. pa que ques o gimnasio, con eso poste búfablo jajaja, lumeee

    ResponderEliminar
  3. Turrar con un bicho más de una hora tiene que ser extenuante, peo a la vez gratificante, por lo que sólo queda darte la enhorabuena.
    Espero que puedas repetir pronto.

    Saludos

    ResponderEliminar